5 Razones por las que nos Creemos Más una Crítica Negativa que una Positiva

5 Razones por las que nos Creemos Más una Crítica Negativa que una Positiva

El otro día escribí este artículo (enlace):

5 Razones por las que Alguien dice que No le Gusta lo que haces

Y me di cuenta de que no solo los trolls son los responsables de que, sea lo que sea que tu haces, no salga bien.

Creo que había que hablar de otras personas…

La otra responsabilidad es de la gente que los lee (y les hace caso). Y aquí van mis 5 razones por las que creo que en general la gente nos fiamos más de las críticas negativas que de las positivas.

 

1.Piensan que las críticas buenas se las ha escrito un familiar

Si, claro, alguno habrá, pero realmente, si una persona publica algo, es porque tiene algún valor. Es cierto que la familia te intentará ayudar, y es bienvenido. Pero, ¿no puedes aceptar que a alguien le haya encantado eso que otra persona ha hecho?

¿No te dice tu esposo/a lo bueno que te sale la paella y te parece genial? Pues cuando veas una crítica de un familiar (se suele notar porque son de un amor incondicional), alégrate pues esa persona es aceptada en su familia, y valorada, no como otros, ¿quizá tú?

2.No se fían

“Uf, he leído 25 comentarios y había uno que decía que no le gustaba”. ¿De 25? ¿solo 1? O sea, que te fías más de la opinión de una sola persona a la de 24 ? Me parece una falta de criterio absoluta. Y en el fondo, tu vida será así de desgraciada, supongo. Porque SOLO ESCUCHAS lo malo de la vida, las desgracias, las noticias, lo que te cuentan triste…

Para seguir lamentándote, quejándote de todo; del tiempo, del frío, del calor, de la vida, de la no vida, de la familia… entonces, ves una crítica negativa, y piensas, “ya lo decía yo”. Eso es soberbia, que lo sepas.

3.Son como ellos y quisieran decirlo pero no se atreven

En el fondo, te gustaría criticar, pero, o no sabes, o no te atreves porque al criticar según en qué sitios, tienes que logarte, y saldrá tu nombre. No quieres dar la cara y apechugar con las consecuencias de que si, el autor/a ve quien eres, pueda escribirte, o incluso entrar en tus redes sociales y “vengarse” 😉

En el fondo, eres un poquito cobarde, o incluso perezoso. ¿Qué tal te va la vida, por cierto?

4.Son negativos

Claro, si algo que vale 2€ o es gratis, no tiene que ser bueno, (a lo mejor está en promoción). No vale la pena, y si además, una persona entre cien dice que está mal, seguro, seguro que es horrible. Y los otros 99 que han dicho que les ha gustado, son su familia. (Oiga, a mi no me lee toda mi familia, y menos se pone a escribir críticas, entre otras cosas, porque les regalo mis libros para que los lean, y me ayudan muchísimo a corregir mis errores, o le dan otro punto de vista, con lo que yo puedo mejorar).

5.Piensan que ellos son mejores

“Bah, ese cuadro, son cuatro rayas, yo lo haría mejor, o mi hijo el pequeño con dos ceras, lo haría mejor”. Cuántas veces he oído esto en exposiciones… y no digo que a veces, puede ser cierto. Reconozco que en el mundo artístico hay de todo. Pero no sabemos nunca, y repito, NUNCA, el esfuerzo que hay detrás de dos rayas en un cuadro.

Por eso, las personas que piensan que son mejores que alguien (aunque nunca se hayan puesto a escribir o a pintar, o a cocinar, o a lo que sea…) piensan que en el momento que se pusieran, lo harían mejor, y por eso, ven una crítica negativa, y se sienten “confortados” de alguna manera, porque saben que ellos son mejores, y que cualquier cosa que hicieran, sería de diez.

Lo que no saben es que hay trolls para todos, también para lo suyo.

Aquí quiero dar otro punto.

Ojo con los restaurantes,  hay mucho hijo de p. que se dedica a “chantajear” a los establecimientos. Si no me invitas a cenar te pongo verde en las redes sociales. Pero menudo/a persona, no se merece ni estar en este mundo, por favor….

Me pregunto, ¿no se puede ser simplemente amable y generoso con los demás? No se trata de no aceptar las críticas. Tampoco se trata de que “vives en un mundo happy donde todo es bueno”.

Acepto las opiniones contrarias, y en según qué sectores, más; por ejemplo, con los políticos. Pero tampoco generalicemos, que no todos son corruptos. Hay mucha gente que se deja la piel.

Y en el mundo artístico, que es SUMAMENTE PERSONAL,  no se puede seguir unas reglas fijas. Sí, las reglas de ortografía y gramática. Pero incluso escribiendo, se pueden aceptar licencias en el lenguaje; pintando, puedes ser completamente diferente… y todo eso, es lo que te hace UN SER ÚNICO, una persona maravillosa, que está expresando aquello que bulle en su interior.

Así que… la próxima vez que veas una crítica negativa, por favor, lee las positivas, valora y sopesa. Y aún así, no hagas caso al 100%. Ten tu propio criterio. Y si ves algo, o lees o lo que sea, y realmente no te ha gustado, por favor, o te lo callas, o escribe al autor, y dale tu opinión. Te aseguro que lo valorará muchísimo, incluso contará contigo para su próxima obra, quizá te envíe algún capítulo para ver cómo lo ves…

¿Te das cuenta? hacer caso a las críticas solo te perjudica a ti. Quizá al no ver una película, o leer un libro, te estás perdiendo una experiencia maravillosa, algo que te haría crecer, evolucionar… o quizá te pierdes conocer a una persona que va a esa exposición, o experimentar una llamada a cambiar algo dentro de tu interior, no sé….

Lo sé. Es complicado tener y mantener un criterio propio, estamos bombardeados por gente de todo tipo. Pero inténtalo, si solo te alejas un poco, verás que esas personas no te convienen. Te sentirás más alegre, más libre, hasta tu postura física cambiará.

Además, tu salud será mejor; no sabes lo malas que son las vibraciones negativas que se emiten y que entran en tu campo, cambian tu estado (si te dejas), y hacen que te encuentres enferma/o.

Si cambias lo negativo por lo positivo, tu vida realmente será diferente. Hazme (y hazte) un gran favor. Prueba a ser POSITIVO/A durante esta semana. Ve el lado bueno de la vida. Y me cuentas. Me encantará saberlo. Me siento fenomenal cuando escucho noticias buenas. Me hacen pensar que todavía hay un futuro para esta humanidad, que hay gente super buena, que es capaz de discernir y tomar partido por lo positivo y lo agradable, en lugar de centrarse en las cosas malas y en los “amargados”.

Yo se que tú eres así. Por favor, sigue siéndolo, y ayuda a construir una sociedad más alegre, más positiva, más bondadosa. Y al final, todos ganaremos.

¡Cuídate mucho y mantente positivo/a!

Abrazos.

 

 

5 Razones por las que Alguien dice que No le Gusta lo que haces

5 Razones por las que Alguien dice que No le Gusta lo que haces

Imagínate… has escrito un libro y lo has publicado, has hecho un vídeo de youtube sobre lo que sea, o has pintado un cuadro, o quizá, has escrito un artículo “molesto” como pueda ser este…

Y empiezas a recibir críticas, o lo peor de todo, recibes comentarios del tipo, “no me gusta este vídeo”, “no compraría este libro”, ” no lo recomiendo”… y quizá aún peores.

Y te preguntas, como en la película, “¿Pero qué hecho yo para merecer esto?”

Porque sí, señoras y señores. Un Troll o un vulgar crítico va por Internet buscando presas para criticar, hagas lo que hagas, verá los defectos y te pondrá verde. Ese mismo troll, lo hace en la vida real. Es la típica persona que te dirá… “no es por criticar, pero…”

No son personas que te dicen algo para mejores sino en realidad, lo dicen normalmente, para “joder”.

Y verás, hay 5 razones por las que una persona así, te hace una crítica.

1.No, si lo hago por ayudar..

¿Ayudar a quién? ¿Me lo puedes explicar?

¿Cómo sabes tu que ese libro o vídeo que tu has puesto que no te gusta, no le puede gustar a otra persona, o de hecho, le puede encantar?

Cada persona tiene un gusto diferente, y por decir a algo que no te gusta o que te parece horrible, no es que consigas algo. Lo que a ti  te gusta, a mi puede que no, y viceversa.

¿Quieres ser como un personaje del estilo a Risto? No te equivoques, el tío no es como tu. Tiene corazón y dice las cosas claras, Pero hay una gran diferencia. Y tu no eres un “influencer”, solo un troll.

2.Sincericidio

“No, si lo hago porque soy sincera/o. Es que yo soy así, digo las cosas que siento/pienso.”

Contéstame una pregunta. ¿Cuántos amigos tienes? Seguramente dirás que yo tengo pocos pero buenos. Si claro, tu perro porque los perritos son amor incondicional y tu primo, o ese amigo al que siempre invitas… ¿No te parece sospechoso?

Mira que como haces una cosa la haces todas, y si vas de “sincero” por la vida, te vas a quedar más solo que la una. Te aclaro una cosa. Ser sincero no es decir todo lo que te pase por la cabeza.

Ser sincero tiene que tener un componente de ayuda al prójimo, pero antes, tienes que ponerte en sus zapatos, o sea, ser empático.

Antes de escribir, piensa, ¿qué sentirá esta persona cuando ponga esta crítica a su libro/vídeo/obra etc?

Si a ti no te gustaría que lo dijeran de ti, simplemente, no lo hagas. Que no estás salvando al mundo.

3.No hay derecho…

No hay derecho, ¿a qué? a que una persona haya pasado seis meses  o tres años, escribiendo una novela, o haya perdido todo un día grabando un tutorial, para ayudar a la gente a aprender lo que sea. Y tu te creas con el “derecho” de ser un ángel salvador (y éste viene ligado al siguiente), y además te creas con el derecho de que, por ser algo público, puedes hacer lo que quieras.

No señor, hay una cosa que se llama Cortesía, y otra que se llama Educación. Búscalas en el diccionario, porque creo que lo desconoces.

4.Es mi deber

Es tu deber????? pero quién te crees que eres. ¿Dios”? ¿un ángel salvador? ¿El Justiciero anónimo?

Porque si, casi todas las críticas son anónimas, encima no tienes los cojones o los ovarios de dar la cara.
Mira, casi todos los autores solemos poner nuestro correo electrónico. Si tienes una crítica o un comentario que crees que puede ser útil, escríbenos, y dilo por privado.

Cuando te crees en el derecho y en el deber de ser esa persona que diga “verdades” y las dices en público, lo único que te pasa es que eres un amargado, que tienes envidia, o que eres soberbio. Porque una persona sencilla, que ve algo que no le gusta, o escribe un email particular, o simplemente, se va.

No te creas tan guay, que no lo eres.

5.Que se joda, directamente

Esta me encanta. Y me encanta porque sé que tiene castigo directo. Una persona que te dice, espera, que ahora te vas a enterar, que te voy a fastidiar, y además espero que te vaya mal y que gracias a mi comentario, no vendas un libro… ay… que se espere a lo que le va a venir.

Gracias al karma, por supuesto.

Excepciones: yo siempre protestaría contra las injusticias reales, y los delitos. No cabe duda.

Estos cinco tipos de personajes, no se dan cuenta (o quizá si) de las consecuencias quizá devastadoras que tiene para ti. Y que puede perjudicarte moral, emocionalmente y también económicamente.

Añadiría una sexta persona: EL NEGATIVO. El que todo lo ve de forma negativa, todo está mal, y seguramente él o ella peor….,pero es que me da pena, y no quiero marcarlo… ya tiene bastante con ser como es.

Estoy a favor de las críticas constructivas, pero ¡guárdate de los comentarios que pretenden “ayudar”. Oiga, que yo no quiero que me ayuden de esa manera.

Si vas a decir algo que no ayude, que no beneficie y que no sea útil, y encima que es tu opinión, métetelo donde quieras, pero no lo divulgues, no fastidies al prójimo, que quizá el siguiente puedas ser tu.

¿Conoces aquello del Karma? Te recomiendo este libro o este curso si quieres saber más sobre el tema.

Pero en resumen te diré, que todo aquello que haces con malas intenciones, produce unas consecuencias para la persona, quizá depresión, quizá perder un trabajo o una relación… y cosas peores. Bueno, pues cuenta que todas esas cosas “malas” que le has producido, vendrán a por tí, cuando menos te lo esperes. Así funciona el karma.

No se trata de “no saber encajar las críticas”, ostras, que hay algunas que son con muy mala leche….

Si no eres capaz de comportarte y aprender respeto, tolerancia, empatía, amor a los demás, etc… tienes karma para rato. Para toda tu vida.

Ya ves lo que un comentario “inocente” o “sincero” puede llevar. Aplícatelo.

Si puedes, sé amable, sé generoso, sé educado, sé cortés, por favor, que no hemos nacido para fastidiar a los demás, sino para ayudar, para dar amor.

Y si alguien piensa que me he picado porque alguien ha dejado un comentario así en algún libro o en algún vídeo de mi canal, pues si., está en lo cierto, y no porque crea que lo que hago es maravilloso o de diez, sino porque  yo no lo haría, y que no está bien. Por respeto a los demás, principalmente.

No es eso lo que he aprendido en la vida, y conforme pasan los años, me doy cuenta de que todos somos uno, que cualquier cosa que hagas a los demás, es como un boomerang, así que si no lo haces por ellos, hazlo por ti.

Dedícate a ser feliz y a hacer felices a los demás, a cambiar el mundo, o solo tu entorno, y no seas tan crítico, ni tan cotilla, ni tampoco un charlatán. Las personas que te rodean es lo que piensan; pero no te lo dirán, ¿sabes?, porque ellas no son como tu. Son mejores.

¡Cuídate! y gracias.

UN MOMENTO…

Que me he dejado el más guay… el que dice ” es por tu bien” o “lo hago con buena intención”. ¡Y una leche!

Este merece artículo aparte… y hasta un mundo aparte.

Bah. Ni eso. No lo merece.

Sé bueno, se gentil y pasa de todo.

Un abrazo de amor hacia tí.

¿Ambicionas una Vida Mejor?

¿Ambicionas una Vida Mejor?

Cuando comentas que tienes ambición, sobre todo si eres mujer, la gente te mira raro. Piensa que eres una “trepa”, o que solo piensas en el dinero, en llegar lejos, aunque descuides tu vida personal.

En cambio, cuando un hombre se declara ambicioso, se dice que tiene un claro deseo de progresar en su carrera profesional, y se le aprecia por el ímpetu que tiene en su trabajo.

¿Siglo  XXI? ¿Todavía siguen pasando estas cosas?

La verdad es que si. Todavía encontramos personas, mujeres y hombres que consideran que las mujeres podemos trabajar, incluso en puestos directivos, pero no podemos “ser ambiciosas”.

¿Sabes? Yo soy ambiciosa. Lo confieso.

Me gusta mi carrera profesional. Y si puedo embarcarme en algún proyecto que me motive y me interese, me lanzo. Y voy a por todas…

No me gusta pisar a nadie en mi camino, sino desarrollar mi carrera con mis propios medios, realizando formación, o aprendiendo de los mejores si es posible. Creo que cuando te desarrollas, mejoras ;cuando avanzas, evolucionas; y si puedes a la vez que subes ayudar a subir a otros, ¡estás en el camino correcto!

Y tu, ¿a qué aspiras? ¿cuáles son tus metas?

Si estás leyendo esto no es por casualidad, incluso en Internet no existen las casualidades.

Se ambiciosa, y ayuda a otras mujeres a que lo sean, siéntete orgullosa de tus ideas, no te justifiques, y toma el siguiente texto como una promesa, como algo que leas a diario y que te anime a continuar. A luchar por tus ideas y por tus derechos.

THE PLEDGE

I will:
Embrace ambition.
Proudly articulate my ambition. Not hide it.
Defend women who are criticized for being ambitious.
Dream big. Not justify my dreams.
Help all women to embrace their ambition.

LA PROMESA

Yo:
Abrazaré la ambición.
Armonizaré con orgullo mi ambición. No la esconderé.
Defenderé a mujeres que son criticadas por ser ambiciosas.
Soñaré en grande. No justificaré mis sueños.
Ayudaré a todas las mujeres a alcanzar su ambición.

Más información aquí: http://www.toryburchfoundation.org/

¡Sé ambiciosa! y si te apetece trabajar conmigo, visita esta página.

Autoestima y Autoconfianza

Autoestima y Autoconfianza

¡Qué complicado es a veces estar seguros de lo que hacemos!

La falta de autoconfianza es un lastre que te ancla al pasado y a cosas que no te gusta.

Si te atrevieras… aprenderías a conducir.

Si te atrevieras… trabajarías como asesora

Si fueras capaz… hasta podrías tener un equipo.

Solo nos falta ese empuje, esa decisión.

A veces es mucho más fácil de lo que crees. Si te fijas un objetivo, que pueda ser, por ejemplo, aprender a conducir, no sería normal que el primer día, comenzases a llevar el coche familiar. Además de que es ilegal… seguramente tendrías un accidente.

En los trabajos pasa lo mismo. Cuando nos enfrentamos a un trabajo que, aparentemente parece difícil, creemos que no vamos a ser capaces.
Esa falta de confianza en nuestras posibilidades, afecta a nuestra estima.

Y es que,… “lo que crees, creas”

Si piensas que no vas a poder hacer algo, ten por seguro que no lo harás.

Cuando estás insegura de algo, la mejor táctica es comenzar dando un pequeño paso. Tomando tus metas, y convertiéndolas en metas más pequeñas.

Cuando vayas tachando pasos, ten por seguro que tu autoestima subirá. Y los pasos que des a partir de ahora, serán más largos, más atrevidos, y tu satisfacción crecerá.

Puede que algún día recaigas… permítetelo pues eres una humana (supongo que no eres extraterrestre, no). Date el permiso de estar un ratito mal. Pero que solo sea un rato, ponte música, baila, recarga energía, sal a la naturaleza.

No dejes que nadie pueda contigo!!!!!!!!!!!!!!

Sobre el blog…

Sobre el blog…

Se me ha ocurrido pensar que, tal vez acabas de llegar a esta página, y no comprendes cómo no tengo un blog con cientos de entradas, ya que tengo años de experiencia laboral.

Bien, te voy a contar mi historia.

Durante estos últimos años, me he dedicado a dar clases de informática, y también a realizar páginas y otros servicios y trabajos de tipo informático. En este impass, también he tenido un taller de arte durante tres años. He escrito cuatro novelas, más o menos largas y un blog de escritura.

También he pintado unos cuantos cuadros, y realizado artesanía y manualidades varias.

Además tengo familia, hijos, madre, esposo y demás.

Supongo que te puede dar idea de por qué hasta este año no me he hecho una página propia. Sencillamente, no era el momento.

Ahora tengo un poco más de tiempo para mi. Trabajo como freelance, como consultora y también dando clases,  y lo mejor es que  tengo la opción de elegir a mis clientes. Elegir cuánto tiempo les dedico y si deseo trabajar con alguien o no.  A eso le llamo Libertad Personal y Financiera.

Y desde luego, me he propuesto sacar un tiempo extra para dedicarlo a mis cosas. A escribir de lo que me apetezca, sea de informática o no. Y a ir completando mi historia en esta página.

Quizá te parezca que te cuento demasiado, que me abro mucho. Bien, esa es mi opción.

Así que eso es lo que hay. Y  por eso este post.

Tan simple.

Cómo conseguir tus Sueños

Cómo conseguir tus Sueños

Hace unos días, una persona que quiero mucho me decía: “No quiero trabajar en eso, no quiero hacerlo”

Yo la miraba con sentimientos encontrados. Por una parte, pensaba. Si no quieres hacerlo, no lo hagas. Por otra parte, se la responsabilidad que tiene.

A veces en la vida te encuentras con momentos en los que tienes que decidir si seguir tus sueños o hacer lo necesario en ese momento.

Si eliges lo primero, puede que te salga bien o no, y posiblemente te puedan decir quienes te rodean que no estas siendo colaborativa, o que es una locura, etc. Porque la mayoría de las veces, las personas que te rodean, no hay podido cumplir los suyos. Es decir, se encuentran en un sitio, en un tiempo que no desean. Y no es que egoistamente  no quieran que tu los cumplas. Creo que se trata de algo inconsciente, relacionado con el miedo al cambio. Quizá con el miedo a que te estrelles o sufras.

Si es lo segundo, si haces lo que todos esperan, recibes palmaditas en la espalda, como que no te has salido de la “normalidad”, que sigues con la tradición o simplemente no has arriesgado el equilibrio familiar.

Y sin embargo, si escoges la segunda opción, tu, en tu interior sabes que te estás equivocando, y sufres.

Naturalmente no es fácil seguir tus sueños y conseguirlos. Lleva un camino, al que me gusta llamar “el Camino del Héroe”. Seguro que habéis visto cantidad de películas o leído libros, en los que el héroe de la historia sufre de vicisitudes varias hasta alcanzar el objetivo, sea el que sea.

No es un camino de rosas, no es una trayectoria fácil. “El camino del Héroe” es un trabajo por sí mismo. Durante ese camino, como tienes el foco en tu meta, disfrutas de los pequeños logros que vas consiguiendo, y tras conseguir superar los retos más o menos grandes, llegas a la meta, con lo que todavía es mucho más satisfactorio el objetivo cumplido.

Y puedes tener diferentes sueños en tu vida. No solo es “el sueño”. La vida va cambiando y tus intereses también. En mi vida personal he ido cumpliendo objetivos, y cuando los he cumplido, me he buscado otros. Porque lo bonito es evolucionar y no quedarte anclado en uno. Y si ves que ese objetivo es casi imposible, no pasa nada. O lo suavizas, o cambias a uno similar. El ser humano es adaptativo y un superviviente.

Por todo ello, Cómo conseguir tus sueños, que es el título de mi post.

Bajo mi experiencia personal, esto es lo que me ha servido a mi.

En primer lugar: tienes que tener claro qué es lo que quieres. Porque saber qué es lo que no quieres, no te sirve para alcanzarlo. Es más, te sueles centrar en esa parte negativa, en lugar de en la meta.
Así que ponte manos a la obra y escribe lo que realmente te gustaría, en lo que te verías trabajando en un año, feliz de la vida por estar ahí. Y quien dice del trabajo, puede ser estilo de vida. Tu sueño

Segundo: si tienes una meta muy grande, subdivídela en pequeños logros. Por ejemplo. Si tu meta es ser escritora, como es últimamente una de las mías, mis pequeños objetivos han sido:

  • crearme una web: www.anneaband.com
  • crearme un perfil de facebook y una página y publicar cosas habitualmente
  • escribir a diario, aunque sea un pequeño relato o parte de uno mayor
  • contactar con otras escritoras
  • aprender cómo autopublicar y hacerlo con 4 libros (en este momento)
  • Ir a cursos para perfeccionar el estilo

Etc

Y luego tengo otras metas mayores, como

  • presentarme a concursos literarios
  • enviar un manuscrito a una editorial
  • conseguir una artista que me haga una portada impactante
  • publicar un libro en papel

¿Ves? lo tengo perfectamente diseñado. Y por eso se que lo voy a conseguir. Mi certeza en ello es absoluta. Porque todo lo que he soñado lo he conseguido. Y por ahí viene mi tercera pista.

Tener la certeza de que lo vas a conseguir. Si no crees tu en tus sueños, ¿quién va a creer? ¿quién se puede creer que algún día pueda ser una autora best seller si yo misma no me lo creo? Y no es que se trate de creer cosas absurdas. Yo nunca creería que podría llegar a ser astronauta, en parte porque no me interesa. Pero porque también es casi y digo casi imposible.

Y por último y para no alargar el post. No esperes a mañana. Ponte YA. Comienza AHORA. Si no persigues tus sueños en ese momento especial en que los estás incubando, cuanto tienes el empuje especial, la ilusión y la energía suficientes… entonces nunca lo harás.

Arrepiéntete de lo que no has hecho, en lugar de lo que si. Que en ese momento en que pases a mejor vida, digas, “bueno, lo hice”, o “lo intenté, aunque no salió del todo”, pero nunca “ojalá lo hubiera hecho”.

Si de alguna cosa me siento satisfecha en mi vida es que he hecho, dentro de lo racionalmente posible, lo que me ha dado la gana siempre. O mejor expresado. He tenido un sueño y lo he seguido.

Y por supuesto, siempre gracias a que tengo la mejor compañía. Mi esposo y mi familia, porque a veces han tenido que soportar algún sueño loco, alguna idea descabellada, y mi continua inquietud por aprender y hacer cosas, y bueno, siguen conmigo. Así que no irá tan mal. No tengas miedo a perder la familia. NO tengas miedo en general.

Porque lo peor que te puede pasar es que no salga bien. Pero ¿y qué? Puedes seguir haciendo otras cosas y no pasa nada.

Consigue tus sueños. AHORA.

Mil besos

 

¿Te gusta el blog? ¡Suscríbete!