Muchos emprendedores o profesionales son partidarios del DIY, es decir, de crearse sus propias páginas, mover sus redes sociales, o editar sus imágenes.

Es algo muy normal por muchos motivos; económicos, personales, o cualquier otro.

Lo malo es que al final o pierden mucha energía buscando información de cómo hacer las cosas, o lo que es peor, se apuntan a interminables cursos que les ocupan mucho tiempo y que tienen que poner en práctica por supuesto, para al menos compensar el gasto que tienes.

Mi opinión es que cada uno se debe dedicar a lo suyo. Si eres un coach, dedícate a realizar sesiones o cursos y deja el marketing. No te puedes imaginar la cantidad de personas frustradas por el tiempo perdido dando vueltas para hacer una cosa, y al final decirme “por favor, házme esto o lo otro”. Y hacérselo en media tarde. Todavía creo que están peor.

De todas formas, entiendo perfectamente que quieras llevar el control de tu cuenta y de tu marca personal. Y lo ideal es tener una colaboración entre el informático y el emprendedor. Creo que el propietario se debe implicar lo suficiente para estar al tanto de todo lo que ocurre en su empresa, pero delegar las acciones que no sean especialmente personales, o que si lo son, hablar con el Community para llevar una línea.

Esas combinaciones son las que mejor funcionan. Por ejemplo, con  mis clientes trabajamos mano a mano y hablamos todas las semanas, hacemos una reunión en la que vemos las tareas y cómo han ido las campañas de anuncios, o lo que sea. Es lo que realmente es efectivo porque además de enterarte de las ideas de la empresa (y no importa si uno está en Valencia o Barcelona y yo estoy en Zaragoza), las nuevas tecnologías te hacen estar completamente comunicados (incluso a veces demasiado).

Aun así, si no tienes alguien profesional que te eche una mano, lánzate igual. Sí, es verdad que necesitas formación, pero no esperes a hacer “el último curso” o trabajar con “el mentor de moda”. Si realmente no trabajas en tu empresa y comienzas a generar ingresos de nada te servirá estar muy formado.

Hace poco una de mis clientes me comentaba que mucha gente tenía dudas con las páginas webs y de eso os quería hablar hoy, tras la introducción.

Consejo nº1

Si tienes una empresa, SIEMPRE compres un alojamiento y un dominio, y que los pongas a tu nombre, no dejes que la consultoría de marketing lo haga al suyo, pues le pertenecerá. También me he encontrado que mucha gente no sabe dónde tiene sus dominios o alojamientos. ¿Sabrías dónde tienes el despacho? Esto es lo mismo.

Consejo nº2

Si alguien te hace la página web, que te la haga con WORDPRESS, nada de programación, a menos que sea imprescindible, y dudo que no haya otra solución. Ello te permitirá acceder desde cualquier punto, y si eres un poco hábil, podrás actualizar tu web siempre que quieras de una forma muy sencilla. Pídelo expresamente.

Consejo nº3

Utiliza plantillas para los temas. Sé que a veces es complicado pero vale la pena invertir en una plantilla, que pueden estar desde 47 a 90-100 € Todo lo que te da tener una plantilla de pago no lo encontrarás en una gratis. Dile a tu diseñador que utilice algunas que tengan facilidad para hacer landing pages y formularios de descargas. Además tienes constructores de páginas. Ejemplos son DIVI, THRIVE PAGES, Visual Composer etc. que te ayudan a crear páginas diferentes, con módulos y bloques fáciles , más o menos, de utilizar.

Consejo nº4

Esto, más que un consejo, es una explicación. Quería explicarte qué es una landing page, si es que no lo sabes. Es una página de ventas. Especialmente dedicada a un producto o servicio. Otro día te explico cómo se hacen. También hay otras aplicaciones que hacen landing pages como leadpages, que te recomiendo pues realmente es efectiva y de diseño muy limpio, con muchas plantillas para crear efectivas landings.

Unido a las landing están los autorespondedores.

Consejo nº5

Utiliza siempre autorespondedores. Son programas que te ahorran muchísimo tiempo con respuestas automáticas, y que sirven para captar futuros clientes y mantenerlos atendidos. Si de verdad te vas a dedicar al marketing y a mover tus productos, libros, servicios… online, es absolutamente necesario.

Consejo nº 6

Haz publicidad. ¿Crees que solamente con el tráfico orgánico vas a conseguir posicionarte y obtener futuros clientes’

La respuesta es no. Si no inviertes en publicidad, realmente no vas a conseguir los resultados que deseas, o al menos no a la velocidad que quieres. Para ello creé hace tiempo un curso de Facebook, para gestionar tu empresa a través de las redes y realizar anuncios que funcionan. Te dejo un enlace por si quieres echarle un vistazo.

Espero que con estos consejos hayas podido tener una visión global de todo lo que necesitas y que si decides hacerlo por ti mismo, por ti misma, adelante, lo único que necesitarás es formación y perseverancia, y una inversión en herramientas y en publicidad.

Así, ¡seguro que consigues tus sueños!

Si deseas escribirme, preguntarme o contratarme, también puedes escribirme a través de mi página de contacto.

Un gran saludo!

¿Te gusta el blog? ¡Suscríbete!